miércoles, 5 de septiembre de 2007

Lo que yo aprendí

  • Que no se juega paredón en las paredes que tienen relieves extraños. quedan pequeñas cicatrices en la cabeza cuando el que patea tiene muy buena puntería.
  • Que no se corre con lápices en la boca, y menos cuando la punta está para adentro. no es bueno escupir sangre mientras la hermana se desmaya.
  • Que los chinches no son ni para morder ni para comer, y si por si acaso se lo tragan coman mucho mucho pan para que no pase nada grave.
  • Que al bajarse de un carro hay que revisar los cables en el piso, no sea que uno de esos se enrede con las piernas y uno vuele 3 metros y deje el carro sin sonido.
  • Que hay que mirar los andenes y procurar que en la caida no se dañen las gafas.
  • Que no se puede saltar en la cama, sobretodo cuando esta se encuentra pegada a la pared.
  • Que siempre hay que pensar antes de levantarse, no sea que el desmayo le de antes de salir del cuarto.
  • que no se monta en Snake estando borracho, los golpes no duelen pero los morados pueden ocupar una nalga entera.
  • Que las fogatas pueden producir desastres no sólo incendiarios. Los ojos corren peligro con los chuzos de los masmelos. (que conste que a la que le sacaron los ojos no fue a mi. Siempre es bueno tener un primo mas necio al que siempre le echan la culpa de todo!)
  • Que un golpe en la cabeza puede doler hasta los dientes.
  • En general, que la torpeza es un arma letal pero no hace daño mientras uno se pueda reir de sí mismo.

* Casi olvido una mas, cuando vayan a clase de yoga, procuren no devolverse a la casa en bus. Si no hay otra opción, procuren mirar bien al bajarse de él, no sea que venga una bicicleta, los atropelle, les rompa el pantalón y queden tan "shockeados" que ni siquiera le puedan gritar al pelagato que los empujó contra el bus.

5 comentarios:

giorgiosaturnos dijo...

jajaja... es bueno encontrar que
todos compartimos experiencias similares y, es verdad, aún mejor es poder reirse de ellas!

G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
baklactik dijo...

NO TE PREOCUPES. SIGO VIVA Y CONTANDO ALGUNAS NUEVAS--- LA DEL LAPIZ ES CIERTA, MI HERMANA ES DEMASIADO SENSIBLE Y SIEMPRE SE DESMAYA CON LA SANGRE...
MALA COMBINACION CIERTO?

Camilo Jiménez dijo...

Aprendí que no se debe mirar para las terrazas bonitas, los penthouses, mientras se camina por una acera en bajada y la ésta está construida con lo que los maistros de obra llaman "vitrificado".

Que cuando uno no es experto en bailes de salón, no se debe bailar con la hermana rocanrol de los cincuenta, y sobre todo no hay que hacer piruetas en las que la cabeza de ella quede perpendicular al piso. Sobre todo cuando la hermana es mayor, uno tiene 12 años y ella tiene una primera cita con el novio.

Camilo Jiménez dijo...

Me gusta mucho este blog.