martes, 22 de septiembre de 2009

Me perdono.

Y para perdonarme, planté una semilla de roble en mi alma, y espero que cuando crezca, sus ramas le den fortaleza a este frágil cuerpo y a este frágil corazón. Que le den toda su fuerza a mi débil corazón. Que me sirva de base para poder reconstruir mi vida.

5 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Algo es algo. Besos mil.

Camilo c. dijo...

Creo que le querias comentar a Ana, sin embargo, eso lo escribí yo, de todos modos gracias :D

Ana dijo...

Sr. Dublín, espero que esos besos sean para mí... y creo que el perdón está en las acciones de la vida y también me he perdondo tendiendo la cama y lavando los platos.

Cam, hagamos una lista chévere los dos, quieres??

Camilo c. dijo...

Me encantaria Ana, de que quieres hacerla?

Ana dijo...

De sexo, es lo que más me gusta en la vida... pero no la que acabo de hacer, otra, pon la primera y yo la sigo.


Un beso